www.clinicacentro.com

Calle San Antón 45 1ºA Granada / Tlf: 958 522 516 / 628 360 559 info@clinicacentro.com

lunes, 10 de diciembre de 2012

Quelación Arterial: EDTA y Ateroesclerosis


La enfermedad cardiovascular ocupa el primer lugar dentro de las 10 primeras causas de muerte a escala mundial, y la base anatómica es la arterioesclerosis. También lo es en España con un 35% del total de defunciones. La formación de coágulos que provocan una trombosis o un infarto es la patología más frecuente en el mundo occidental.

La terapia de Quelación con EDTA constituye una parte, de un programa terapéutico integral para el tratamiento de la ateroesclerosis. También se incluyen recomendaciones nutricionales y dietéticas, suplementos nutricionales por vía oral, control del estrés y medicación.

El EDTA fue introducido primeramente en la Medicina en los Estados Unidos en 1948 como tratamiento para los trabajadores de la industria que padecían envenenamiento por plomo en una fábrica de baterías. Poco tiempo después, la marina de los Estados Unidos propugnó la terapia de Quelación en los marineros que habían absorbido plomo pintando barcos en instalaciones en los muelles. Los médicos se dieron cuenta que los adultos afectados con envenenamiento de plomo y ateroesclerosis y que habían recibido el tratamiento obtuvieron mejorías que podían ser explicadas únicamente por la remoción del plomo: angina decreciente, mejor memoria, visión, audición, olfato y vigor acrecentados. Algunos médicos entonces empezaron a tratar sujetos que sufrían únicamente oclusiones vasculares con la terapia por Quelación y observaron mejorías muy consistentes.
La ACAM (American College for Advancement in Medicine) ha recogido alrededor de 10.000 estudios que demuestran que la Quelación es altamente efectiva para la enfermedad cardiovascular aterosclerótica antes de recurrir a la cirugía y otros tratamientos invasivos arriesgados. Su seguridad y eficacia están bien documentadas en estudios clínicos publicados en revistas científicas de alto impacto.


Desde que en 1.893 Alfred Werner hablara de Quelación como concepto revolucionario, muchas son las publicaciones en torno al tema. Entre todas ellas quisiera resaltar la siguiente A pilot double-blind study of sodium-magnesium EDTA in peripheral vascular disease” E. Olszewer, F. C. Sabbag, and J. P. Carter.           El Dr. Efrain Olszewer, es un gran conocedor de los beneficios de la Quelación. Desde que en el año 1986 viajara a Nueva York para interesarse por ella, no ha parado de investigarla, aplicarla y ahora de enseñarla. Aprovecho para enviarle un cariñoso saludo desde España.


Aunque todavía hay mucho desconocimiento, el aumento en la compresión del interés en identificar otras fuentes de inflamación, toxicidad e infecciones que afectan a la enfermedad cardiovascular va en aumento, si bien la noción de tratar las enfermedades cardiovasculares con terapia de Quelación, es desdeñada por algunos médicos (habitualmente desconocen qué es la Quelación o interpretan mal, el sentido de la Quelación), y son incapaces de relacionar el riesgo de los metales pesados con el aumento de riesgo de infarto y enfermedades cardiovaculares.

Hoy en día, tenemos en nuestros cuerpos entre 400 y 700 veces más cantidad de metales pesados que la generación que vivió hace 100 años. Muchas investigaciones médicas ya apuntan a que la causa probable de muchas enfermedades pueden tener una etiología tóxica ambiental. En el estudio de la Revista científica New England Journal of Medicine de Noviembre de 2.002 Mercury, Fish Oils, and the Risk of Myocardial Infarction se relaciona el mercurio con el desarrollo de enfermedad arterioesclerótica, debido a que el mercurio promueve la Inflamación Crónica de las arterias al aumentar la producción de Radicales Libres.


La Quelación es un tratamiento médico no quirúrgico que ayuda a mejorar la función metabólica y circulatoria al mismo tiempo que elimina y reequilibra los iones metálicos del cuerpo. Moviliza los metales pesados y el calcio, que están presentes en las placas aterogénicas, y son eliminados a través de la orina. El EDTA atrae y elimina el calcio en libertad obligando al organismo a obtener calcio de lugares donde se deposita de forma anormal. Como consecuencia secundaria a la eliminación del calcio, se favorece el metabolismo del colesterol y triglicéridos, se metabolizan los depósitos grasos desdoblando las macromoléculas en moléculas más pequeñas. El EDTA no disuelve el calcio ligado a proteínas, huesos, dientes, etc., pero en cambio si el de las placas ateromatosas cuya fijación es débil, ya que es una fijación electroestática. 

Fuentes: Seminario sobre Quelación Dr. Antonio Marco Chover. Valencia Diciembre 2012.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More